Por qué me decidí.

April 14, 2015

 

Hola mis queridas Fatshionistas.

 

El día de hoy arranca un proyecto de mi vida bastante interesante, aunque no me considero reina de la escritura, me gustaría compartir con ustedes un poco de mis pensamientos y "sentires" en lo que se refiere a la moda y el fashion en México hacia las "gorditas" y compartirles algunos tips e ideas que a mi parecer nos pueden hacer lucir más guapas.

 

No es raro en este punto ir encontrando cada vez más propuestas y campañas para la aceptación de nuestros cuerpos como son. Aunque se que a veces nos creemos la mitad.

 

Y es que cómo vamos a aceptarnos y querernos si en toda nuestra vida escuchamos: "es bonita, pero está gordita" o entre nuestros adjetivos no ocila el: guapa o sexy, si no el simpática o lista. Y no me mal entiendan, que ser simpática e inteligente es gran cualidad, pero en muchas ocasiones, al ser "llenitas" ignoran otras grandes cualidades que podemos tener.

 

A lo largo de mi vida (como a muchas aquí supongo les ha sucedido) el, ahora famoso, bullying marcó mi vida y destruyó mi confianza. Así crecí y todo lo que me decían lo incorporé a mi concepto sobre mi misma, fui de dieta en dieta desde la primaria hasta fechas cercanas a esta: pastillas, agujas, balines, chochos, masajes, bariatras, nutriólogos, clubs deportivos, dietistas, gimnasios, anfetaminas, geles, hierbas, tratamientos, tés,  rezos y bailes; una y otra vez empezaba perfecto, pero después el efecto rebote era una grosería, ya no eran 5 kilos , eran 10 kilos arriba.

 

Por fin salí del closet y dejé de negarlo, me gusta comer. Me gusta comer bien, me gusta cocinar rico y comer rico, me gustan los buenos restaurantes, los buenos vinos, las cervezas artesanales y las propuestas de cocina de autor que la hermosísima Ciudad de México tiene para ofrecernos. Me encanta comer sano y con muchas verduritas, no soy fan los postres ni los dulces desde que era niña (aunque no lo crean), el chocolate sólo amargo y poco. Se los juro he visto comer a muchas flacas más que yo y aun así les doblo la talla, pero me relajé con ese tema y dije ya basta, empecé a disfrutar más y a sentir menos culpa comiendo lo mismo.

 

A pesar de haber salido del closet, no creía que algún día fuera a ser bonita, atractiva y mucho menos sexy. Hasta que un día me dije: Bueno ¿Y luego? ¿O sea, ya no puedo ser feliz y relajarme además de ser guapa? ¿Es en serio, flaca guapa o gorda feliz?

 

A lo mejor es mucho pedir de mi parte, pero si quiero explotar al máximo esta vida que sólo es una, más me vale rockearla a mi estilo, como estoy, sin esperar hasta ser flaca para ser y sentirme bella, sana y segura de mí misma.

 

Y ustedes queridas fatshionistas, sea la fecha que sea ¿Porqué se decidieron a ser felices como son?

 

 

 

Les manda un abrazo,

 

 La

 Fatshionista

Compartélo
Compártelo
Guárdalo
Please reload

BUSCA ARTÍCULOS POR FECHA
Please reload

ARTÍCULOS 
DESTACADOS

June 30, 2016

Please reload

BUSCA OUTFITS POR TAG